lunes, 23 de febrero de 2015

Las Salinas de Ulló (Vilaboa)

Después de unos días en Madrid en los que he dejado el blog un poco de lado, ya estoy de vuelta en Galicia. Si recordáis, un par de entradas más atrás, en mi crónica de la ruta en bici a las Salinas de Ulló os había prometido dedicarle un anexo más completo con el fin de poder mostraros mejor este precioso rincón situado en el interior de la ría de Vigo. Por este motivo, nada más llegar me puse la mochila, cogí la cámara de fotos y salí a sacar unas panorámicas. Espero que os gusten. 

Salinas de Ulló
Puesto que tenéis toda la información sobre la historia del lugar en la entrada anterior (podéis acceder haciendo click aquí) únicamente os recordaré que los orígenes de las Salinas de Ulló se remontan al reinado de Felipe IV en el siglo XVII, periodo en el que se aprovecha la ensenada para crear las salinas. Las salinas y las marismas de Vilaboa forman parte de una zona intermareal, que es el área que se encuentra por encima del agua durante la marea baja y bajo el agua durante la marea alta. Las salinas comenzaron a ser explotadas por el Colegio de Jesuitas de Pontevedra en 1694 y su uso llega hasta el siglo XX.

Salinas de Ulló. Al fondo a la derecha puede observarse el gran dique que encierra la bahía
Salinas de Ulló. Las marismas tienen una gran diversidad de flora y fauna

Estas marismas constituyen en la actualidad un espacio de gran interés vegetal y faunístico que no debéis dejar pasar si tenéis la ocasión de acercaros. El humedal de las Salinas, como toda la totalidad del litoral del ayuntamiento de Vilaboa y la ensenada de San Simón (que prometo enseñaros algún día) están protegidos por la Unión Europea como LIC (Lugar de Interés Comunitario) dentro de la Red Natura 2000, y es debido a que en esta zona nidifica y vive una importante colonia de aves migratorias (anátidas fundamentalmente, más de 3500). La garza real, las garzotas, correlimos, zarapitos, agujas, gaviotas patimarillas y cormoranes, entre otros, harán las delicias de los ornitólogos y los amantes de la naturaleza. Desde las marismas también parten varias rutas de senderismo que, aunque no las conozco todavía, espero hacerlo pronto y poder mostrároslas.

Salinas de Ulló. Panorámica del gran dique (¡casi 340 metros!) Pinchar para ampliar
Salinas de Ulló. Una fragancia a mar inundaba toda la zona

Salinas de Ulló. Una garza "a la deriva"
Salinas de Ulló. Fotografía desde el larguísimo dique
Salinas de Ulló. Vista de Paredes, Pontesampaio y Arcade desde el paseo que bordea a las marismas. A la derecha de la imagen puede verse también el Puente de Rande
En la parte Oeste del dique se encuentra la Granja de las Salinas, que consiste en las ruinas de una serie de edificaciones que datan de finales del siglo XVII y principios del siglo XIX. Estas eran utilizadas por los caseros y los siervos y en hoy en día todavía pueden distinguirse las distintas dependencias para la manipulación de la sal y otros productos. A finales del siglo XIX, en este mismo lugar, se construye uno de los pocos molinos de mareas existentes en Galicia que, como sabréis por el artículo anterior, tiene un funcionamiento basado en el aprovechamiento del movimiento de las corrientes hidráulicas del fondo de la ría para generar fuerza hidráulica.

Salinas de Ulló. La vegetación y los animales son ahora los únicos habitantes del lugar... ¿O quizá no?


Aunque no exento de polémica, en los últimos años se ha llevado a cabo un proyecto de recuperación de la zona. En la actualidad, el acceso es bueno y dispone de aparcamientos suficientes para dejar los vehículos sin problemas. A continuación os dejo alguna foto más y un mapa sobre cómo llegar a la zona (el destino ya está seleccionado, por tanto solo es necesario poner el lugar de origen) así como unos links de interés.

Salinas de Ulló. Cisne blanco




LINKS DE INTERÉS:


2 comentarios:

  1. Muy buena descripción y bellísimas fotos.

    ResponderEliminar
  2. ¡Muchísimas gracias! Se agradece el comentario. :)

    ResponderEliminar